Tatuajes de Piratas

Te Traemos los Mejores Tatuajes de Piratas

Los piratas y los tatuajes han estado ligados desde el inicio de los tiempos de la piratería. Todos sabemos que muchos piratas llegaron a serlo después de ser marinos. Marinos que por una razón u otra se vieron obligados a realizar este tipo de actividades delictivas en algunos casos, consentidas por la corona en otros.

 

Lo que está claro es que el nivel del tatuador hace que el tatuaje parezca vivo. Los tatuajes de piratas se pusieron de moda a raíz de las películas de piratas del caribe. No solo hay tatuajes de Jack Sparrow por ahí, sino que luego la gente fue indagando sobre la historia de los piratas y se han llegado a hacer tatuajes de barcos reales o de piratas que existieron en la realidad y de los que consta alguna pintura.

También te puede interesar: Tatuajes de Anclas

Tatuajes de piratas

Además de una verdadera forma de expresión del arte, los tatuajes para hombres son capaces de mostrar la personalidad de quienes los llevan grabados a fuego en su piel.

Los hay de todo tipo y para todos los gustos, con temáticas de lo más variadas y algunos con grandes historias personales detrás, pero hay un tipo de tatuajes que infunden desde luego una gran fuerza y distinción: los tatuajes de piratas.

Estos aguerridos y solitarios personajes que surcaban los mares han sido fuente de inspiración para muchas personas que han querido tatuárselos.

Un personaje de leyenda

¡Ahoy amigo! Prepárate para zarpar en el barco de la inspiración de tinta, ¡estarás caminando por el tablón! Desde parches de ojos varoniles hasta sabrosos rones, barcos frescos y más, descubre el mundo de los piratas en alta mar.

Cuando se trata de piratas, quizás el más famoso de todos es el famoso Barbanegra. Sin embargo, no fue solo su estilo de vida el que le robó tanta atención.

La verdad es que se ha dicho que prendía fuego a su barba para intimidar a sus enemigos como una táctica de miedo demoníaco. También caminaba sobre una pierna clavada, aunque no la perdió en el combate, en realidad se debió a la diabetes.

Sin embargo, lo que es interesante saber es que, si bien los piratas como Blackbeard pueden haber vivido sin leyes, aún se adhieren a un conjunto de moralejas, reglas y códigos.

Ahora, estoy seguro de que has visto al Jolly Roger en algún momento, ya sabes, la popular bandera de calaveras y tibias cruzadas en la parte superior de un barco pirata, aunque en realidad no todos los usaron.

Sin embargo, entre casi todos los piratas había una creencia común de que las mujeres a bordo del barco significaban una sola cosa: ¡mala suerte! Por no mencionar, que los silbidos instigarían un clima tormentoso, como en literalmente «silbar una tormenta».

Quizás una de mis historias favoritas que me gustaría compartir contigo, comienza con una francesa llamada Jenne de Clisson. Una mujer, sí, sin embargo, todos sus días de piratas comenzaron en la década de 1300 después de la muerte de su marido. Después de que fuera decapitado y dado por muerto, ella buscó venganza a toda costa.

Entonces, compró tres nuevos barcos para zarpar; los cuales fueron pintados en negro y rojo. Después de seguir a los nobles a través de los barcos franceses y asi desatar un acto de guerra, ella procedió a cumplir su venganza. Para hacerlo, Jenne de Clisson cortó las cabezas de sus enemigos con un hacha para reclamar venganza.

Casi siempre asociamos la figura del pirata como alguien cuyo único objetivo es abordar a todos los barcos que se encuentre a su paso y saquearlos por completo, pero eran más que eso, muchos de ellos eran realmente marineros reconvertidos en corsarios contratados por su propio país para llevar a cabo estas acciones frente a la flota de sus países enemigos.

Históricamente son muchas las leyendas que envuelven sus hazañas, su manera de comportarse, sus símbolos inequívocos y, como no, a sus barcos, que son también objeto de quienes desean tatuarse un pedacito de estas fábulas que transcurren en alta mar.

Los tatuajes de corsarios y piratas han surgido con más éxito a raíz de películas tan conocidas como Piratas del Caribe, en la que el personaje de Jack Sparrow, magníficamente interpretado por Johnny Deep, es sumamente llamativo y excéntrico, cualidades que han hecho que abunden los tatuajes de Jack Sparrow con su rostro, en los que un buen tatuador puede lucirse y darle vida con la tinta, haciendo que sea totalmente realista.

Pero esto es solo el principio de algo mucho más amplio y que ha dado pie a que la curiosidad nos lleve a indagar sobre la vida de piratas reales que existieron tiempo atrás y de los que se tiene información detallada en forma de ilustraciones o imágenes, motivando a que sean fielmente tatuados en alguna parte del cuerpo en la que puedan verse en todo su esplendor como brazos o piernas.

Emblemas de la piratería

Y si hablamos del mundo del pirata, no pueden faltar los tatuajes de calaveras, dibujo que se empleaba en algunas de las banderas de los barcos pirata, que izaban como forma de intimidación frente a sus adversarios, a los que sólo con ver este símbolo ya les bastaba para rendirse y no intentar atacarles ni disparar ningún cañonazo sabiendo bien las represalias con las que podrían encontrarse.

Unos tatuajes que pueden ir acompañados de frases y citas genuinamente piratas que esconden un profundo pensamiento relacionado con su filosofía de vida.

Algo que se ha dicho siempre de los piratas es que no tenían arraigo familiar, pero sí una fuerte convicción de que había objetos que les transmitían seguridad, fuerza y más gallardía si cabe: los amuletos.

Los tatuajes marinos están repletos de estos símbolos: un ancla, una brújula, el timón de un barco o las famosas espadas cruzadas, talismanes que pueden formar parte de tu piel en un tatuaje profesional lleno de detallismo y de espíritu pirata.